Discos: Neo Geo, de Fabricio Algo

Fabricio Algo: Neo Geo
Dice Discos (2014)

¿Es Neo Geo una “nueva tierra” para Fabricio Algo? Las primeras impresiones no lo pueden negar. Después de haberse hecho de tres EPs que cultivaron su propia definición de rock ligero, el cuarto vino a sembrar una cosecha distinta. Las guitarras y las baterías ya no están, sólo quedan sintetizadores y beats, los nuevos colores con los que este trabajo pinta a su querer el comienzo de una nueva etapa. Neo Geo se presenta como un paso a otro territorio, un sonido inexplorado previamente por Fabricio Algo, probablemente un viaje sin retorno.

Un instrumento que siempre acompañó a Algo y nunca lo defraudó es su voz, una especie de canto frágil y tierno, cada sílaba final pesando en casi imperceptibles vibratos. Y no hay una intención en tratar de adaptar la voz o encontrar otra manera de usarla en este nuevo contexto, más allá del reverb que arrastra cada palabra. Pero sí se siente un nuevo acercamiento: es curioso lo natural que se siente esa voz tan particular rodeada de este sonido electrónico, se puede decir que hasta llega a alcanzar una forma de sensibilidad e intimidad inédita. De esta manera, las letras alcanzan un nuevo punto de vista, por más que la temática siga las varias etapas por las que puede pasar un relación, un tema en el que Fabricio Algo no es ningún novato.

En menos de 20 minutos, el amor pasa de ser algo inalcanzable, algo nuevo extraño, algo nostálgico y finalmente un mal recuerdo. “No se cuando empecé a soñar con ella / Recuerdo que al principio no era más que una sombra” se asombra en “Vivís lejos“, y poco a poco esta atracción va desmoronándose, por más que siempre vayan a quedar residuos como en “Te telefoneo“. Y es tan evidente y extremista esta transición que lo lleva a cuestionarla directamente en “Shadow“: “o entiendo cómo pasan del amor / a manopla de acero o navaja doble shadow”. No es solamente un cuestionamiento, también es miedo a que este ida y vuelta amoroso manche de cinismo irreversible el cómo él ve el amor.

Canciones como “Bola de cristal” se sienten como borradores, o ideas sin estructuras elaboradas, terminando tan abruptamente como empiezan. Pero tampoco hay que tomar esto como un descuido: Neo Geo muestra a Algo redefiniendo su enfoque con la idea principal de cada canción y dejando que hable por sí sola, sin modificarla sustancialmente ni convertirla en algo que simplemente no es. En el mejor de los casos esto se traduce en una fluidez fresca (“Shadow“) y en una instrumentación libre de cualquier atadura (“Ronquido“) ; en el peor aparecen melodías vagas y repetitivas (“Polaroid“).

¿Es Neo Geo una “nueva tierra” para Fabricio Algo? Si y no. Puede que el entorno haya sido el que cambió, se respira un aire nuevo y se exhala un sonido un tanto distinto. Pero la tierra en la que estamos pisando sigue siendo la misma, tan firme como siempre.

Se puede escuchar Neo Geo de Fabricio Algo en bandcamp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s