Discos: Fluir, de Autobahn 73

Autobahn 73: Fluir
Tomavistas Discos (2014)

“Me proyecto a través del flujo de la música / buscando la expansión, latiendo al unisono latido” se lo escucha cantar a Juan Manuel Ruiz Súnico en su nuevo proyecto, Autobahn 73. Años luz de Los Jacqueline Trash, la banda punk con la que creció, Súnico despertó la creatividad pop que tenía dentro suyo y la explotó hasta el límite. Para su nuevo debut, decidió responsabilizarse de cada segundo que suena en Fluir, tomando tanto el rol de productor como de musicalizador íntegro. Lo que escuchamos de Autobahn 73 es la imaginación de Súnico en su más completa expresión.

Grabado originalmente hace dos años, Fluir vuelve a ser editado a través de Tomavistas Discos, la discográfica propia de Súnico. En esa nueva edición se le suman varias canciones originalmente de lanzamientos anteriores, pero que se sienten exactamente parte del mismo viaje. Por esta misma razón, las 70 minutos de duración pueden generar el sentimiento de un debut bastante largo. No es la única vez en el disco en la que las ansias y ganas de empezar este viaje permiten que esta nave zarpe sin antes comprobar la nafta. Por más que no hay palabras de admiración que hagan justicia al arduo trabajo que Súnica metió en este disco, Fluir se permite a sí mismo momentos de vacilación.

La producción hace un increíble balance tratando de armonizar la decena de capas de instrumentación, cuando en realidad habría que preguntarse si una estrategia menos maximalista hubiera sido la mejor idea. También hay una sobre exigencia sobre la voz de Súnica, que por más que arrastre mucho reverb, es una debilidad difícil de esconder.

Autobahn 73 no tiene miedo en demostrar las influencias que tuvo el space rock de los 90’s, pero sí toda inspiración es re interpretada por un oído muy sensible al pop. Puede ser que un sonido que siempre estuvo tan asociado con la soltura y experimentación no termine de explayarse completamente cuando se lo encierra en un formato canción. Pero la fórmula se vuelve a repetir una y otra vez, cada vuelta es más consistente que la anterior, y Fluir no tiene razón para frenar el viaje.

Todas las alusiones espaciales no podrían estar más a tono. El universo creativo que Fluir significa para Súnica parece no tener fin. No hay duda que todavía falta mucho camino y tiempo para dominar esta nave, pero la imaginación está en el lugar correcto. Y si hay alguien que lo sepa es él en “El sueño del universo“: “Mis pasos se abren caminos en el aire y puedo ver infinitas posibilidades / Tengo el coraje de seguir mi propio viaje y soltar el dolor que me ate”.

Se puede escuchar Fluir de Autobahn 73 en bandcamp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s