Discos: El funeral de todas las distancias, de Limón

Limón: El funeral de todas las distancias
Fuego Amigo Discos (2014)

Un disco de amor, pero no solamente. Un disco de canciones, pero no del todo. Un disco acústico, pero tampoco. El funeral de todas las distancias se escapa de una definición única y posiciona a Limón como una banda inquieta abierta a las amplias posibilidades de su sonido.

Su primer disco, Cuatro días sin viento, pudo abrir la puerta para que el dúo nos llame a entrar a una pradera acústica, cada melodía giró como un girasol que llenaba el aire de dulzura. El funeral de todas las distancias plantea nuevamente este camino en varios momentos, empezando con “Love liebe amour amor” y retomando en canciones como “Clara” o “Bajar de un hondazo”; ese lado que ya conocíamos de la banda sigue tan tierno como siempre. Pero son más las veces en las que Limón abre el panorama para mostrar qué hay atrás de las flores, qué angustias hay detrás del amor, qué otras fuerzas son las que mueven el corazón.

Hay también una mayor cantidad de influencias que dotan el disco de una variedad de temas. Aparece Cortázar leyendo de sus Historias de cronopios y de famas en “A 1600 kilómetros de casa”, un discurso de Salvador Allende y también un cover del cantautor chileno Javier Barría. Sin embargo, los dos tópicos con más fuerza en la lírica son el amor y la distancia. El segundo ya es algo inherente a Limón, siendo una banda que estuvo distanciada durante mucho tiempo pasándose grabaciones entre Buenos Aires y Mendoza. Es así que agarran este obstáculo y logran convertirlo en un concepto que nutre constantemente su sonido y composiciones. Desde muy al principio “La canción del regreso” anuncia el funeral de la distancia que no se termina de concretar hasta que “Valle y Miró” da el cierre al disco. Pero en el medio todavía hay lugar para el rememoración de otros tiempos: el amor toma forma de recuerdo fotográfico (en “Polarizada” y en “Narcorrido”) y la soledad pasa a ser la única compañía (en “Nadie” y en “A 1600 kilómetros de casa”).

Si anteriormente los beats eran usados para resaltar el lado pop de las canciones, ahora sirven como herramientas para ampliar el sonido y destapar la experimentación e incertidumbre de dónde la composición puede terminar. Esto también puede ser consecuencia de la gran cantidad de manos amigas que ayudaron y colaboraron en más de la mitad de las canciones. El contraste entre la calidez de los instrumentos orgánicos y la frialdad los sonidos electrónicos es un juego variante durante todo el disco, y las voces de Emiliano Vega y Juan Sirk Hauser hacen un increíble trabajo adaptándose a cada temperatura y color.

El funeral de todas las distancias es una obra con un trabajo inmenso y un gran paso en adelante para Limón. Puede que haya un par de momentos en los que se quede mirando hacia atrás en vez de adelante, pero al menos en ese atrás hay un camino que dan ganas de conocer.

Se puede escuchar El funeral de todas las distancias de Limón en bandcamp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s