Discos: El centro del vacío, de Bosques

Bosques: El centro del vacío
Pleroma Discos / Fuego Amigo Discos (2014)

RECOMENDADO BONSÁI

El psicoanálisis fue una de los primeras corrientes en llevar el tema de los sueños a un campo de investigación. Como manifestaciones libres del inconsciente, tienen diferentes propiedades. La primer característica es la ausencia de negación y es lo que hace posible la convivencia de contradicciones dentro de un sueño. Bosques, en su primer LP Eomaia Nam, usa la contradicción para plantear que las cosas no son lo que en realidad parecen ser, como “Los pájaros que no son pájaros” o “La verdad es contradicción”. La segunda característica de los sueños es la ausencia de cronología, la libertad con la que el tiempo corre y la atemporalidad en la que los sueños ocurren. El disco que le siguió a Eomaia Nam fue El alimento hace bienLa manera en la que este trabajo toma al tiempo como concepto es muy sutil, pero se percibe en los largos trances de repetición, o hasta en “Tomate tu tiempo” el cover de Spiritualized.

Un tercer componente, el más importante, es la sustitución de la realidad exterior por la realidad psíquica. A nivel inconsciente no hay distinción entre lo subjetivo y objetivo, es lo mismo pensar en hacer algo que efectivamente hacerlo. El choque de realidades es una de las causas fundamentales por la que los sueños siempre se recuerdan de manera difusa, es casi imposible identificar dónde termina el pensamiento y dónde comienza la acción. Creemos que estamos conscientes cuando en realidad estamos en un estado de inconsciencia invasivo, atrapados en la deformidad del psiquis. El centro del vacío es la manifestación más abstracta de Bosques hasta el momento, una nube de posibilidades que desdibuja el límite entre lo sugerido y lo imaginado.

Aunque la banda no sea ninguna principiante en los largos pasajes instrumentales, este segundo disco los toma como enfoque principal. El dúo Juan Cruz Del Cerro y Marcos Díaz suena como profesionales demostrando lo que hacen mejor: lapsos que juegan entre la psicodélia y la improvisación, tranquilidad y fuerza. Canciones como “Icaro redención”“Infinitos mundos” juegan con la repetición hasta el punto en el que no se distinguen ritmos ni melodías. Cada guitarra y piano presenta un nuevo horizonte sin resolver, cada nota aporta un color distinto y la mezcla no inspira ningún sentimiento simple, solo redención. Las letras en su lado más poético aportan paisajes y situaciones surrealistas; en su lado más filosófico apuntan a sumar misterio y más abstracción, especialmente en canciones como “Interferencia” y “El centro del vacío”.

Cuando la lírica de Bosques busca encontrar confesiones personales lo hace desde un lugar de despegue emocional, dejando en claro que la abstracción es el único camino para perderse y encontrarse. “Como si me hubiera muerto / y sintiera una nostalgia infinita y sin dolor” son las palabras que abren el disco. Pero no es un entumecimiento insensible, es más un estado de limpieza emocional, el desprenderse de lo que nos ata a los sentimientos terrenales y vivir el instante desde un nivel espiritual supremo. Las guitarras y la batería se mantienen constantes, cada compás se queda atrás del anterior, entendiendo la canción como la verdadera manifestación de “la nostalgia infinita”, el culto a lo efímero y fugaz.

El momento en el que la música toma una forma más tangible es en “Umbral”, canción que merece corona entre los ocho temas del disco. Nunca antes había Bosques mostrado una sensibilidad tan justa a la hora de componer canciones, por más que vaya en contra de la experimentación que inunda el disco. La batería invitada de Diego Perez Arango aumenta velocidad, las guitarras buscan riffs, la letra muestra esperanza, y el último tramo de El centro del vacío termina con un tono optimista. Si hay algo que define al inconsciente o, en este caso a la música, es que, sin importar qué tanto se la reprima o qué obstáculos se le quiera imponer, la energía fluye libremente.

Se puede escuchar El centro del vacío de Bosques en bandcamp.

Anuncios

2 pensamientos en “Discos: El centro del vacío, de Bosques

  1. Pingback: Lista: Los discos más esperados del 2014 | Bonsái Clara

  2. Pingback: Balance 2014: Los mejores discos | Bonsái Clara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s