Discos: Las Ligas Menores, de Las Ligas Menores

Las Ligas Menores: Las Ligas Menores
Discos Laptra (2014)

El esperado primer LP de Las Ligas Menores desata un sentimiento de rapidez con la primera canción que no desacelera hasta bien terminado el disco. Muchas canciones ya las escuchamos antes, pero vuelven en este contexto de urgencia festiva por presentar lo que es formalmente su álbum debut. Esta velocidad se siente también como una carrera para no perder relevancia en un género de bandas nacionales que todavía se encuentra en auge. Queda en la banda porteña la responsabilidad de demostrar que no tiene nada que envidiar a las platenses, jugando su mismo juego y usando estas críticas a su favor.

La cantidad de recursos que Las Ligas Menores usa puede volverse muy limitada, y es ahí donde está el problema principal del disco. Cada tema hace lo mínimo para distinguirse del anterior y no hay mucha intención en destacar alguna canción por encima de las otras. La mencionada rapidez sirve para diferenciar un poco a Las Ligas Menores de todas sus bandas compañeras, por más que muchas veces no ayude a destacar la dulzura y sensibilidad de cada tema. Las canciones que van a recibir el halago de “hits” son las que en realidad ya venimos coreando desde los primeros demos, “El baile de Elvis”“Accidente”. En cambio, las que verdaderamente se destacan son las que se desprenden de este estilo, sea bajando el tiempo o ampliando las posibilidades del formato canción, como bien lo demuestran “Crecer” “29 de septiembre”.

La gran ventaja relativa que aparece en este disco con respecto a los pequeños adelantos (El disco suplente y el single de Renault Fuego) es la calidad de producción. Todavía se escucha la crudeza de las guitarras pero esta vez está liderada por fuertes teclados y una batería insistente pero limpia. Se realza la dulzura de la voz de Anabella Cartolano lo suficiente como para escucharla cantar pero sin darle demasiado protagonismo dentro de la producción. Esto seguramente sea algo voluntario, especialmente cuando se tiene en cuenta la simpleza con la que canta, sin buscar resaltar personalidad ni lucirse en ningún momento. Lo mismo pasa con las canciones cantadas por Pablo Kemper: se busca la voz más honesta posible, sin adornos ni disfraces.

Es algo que coincide con la calidez de las letras que, por más que tocan temáticas también muy Laptra, lo hacen desde un punto de vista mucho más personal que otros. La apertura con “Renault Fuego” podría seguir un relato nostálgico lineal, pero da vuelta la narrativa cuando canta “puede que no haya un auto y que casi todo sea inventado. / Es mejor inventar un buen final para no poder pensar en…” y el estribillo oportunamente interrumpe el pensamiento. Incluso canciones más románticas como “Europa” “29 de septiembre” tienen letras que hablan de manera simple acerca de pensamientos mucho más complejos que exceden la tradición pop actual.

Que la anticipación no confunda las expectativas: Las Ligas Menores es un primer disco. Esto implica un pantallazo debut de una banda contenta con un sonido que tanto ellos como nosotros conocemos bien. Cuenta con el trabajo suficiente como para alimentar la reputación de la banda, pero pronto van a tener que buscar una voz propia que calce mejor con el talento que ya demuestran.


Se puede escuchar Las Ligas Menores de Las Ligas Menores en bandcamp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s