Discos: We Are Friends, de Los Coming Soon

Los Coming Soon: We Are Friends
HDA (2014)

El segundo disco de Los Coming Soon ya se presenta como un trabajo distinto a su predecesor. Para empezar, el idioma inglés que tanto defendieron como su lenguaje musical instintivo, ahora es reemplazado por el castellano nativo. Pero más importante parece ser el título: la banda pasó de presentarse como familia (We Are Family, 2012) a amigos. Se entiende como una referencia directa al sonido más inmediato del disco, lleno de canciones que le ponen música a la noche. Pero ¿qué tan profundos son estos cambios en realidad?

La producción detrás del disco sí es algo superior, con la mezcla de Eric Broucek de DFA moldeando con una nitidez definitiva cada sonido del disco. Mientras el instrumento principal de We Are Family era la guitarra y el teclado se mantenía como un detalle; We Are Friends invierte esta relación y es así que se saca un importante provecho a la producción. Las baterías tienen golpes más perfeccionistas que las asemejan a beats mecánicos, los bajos son mucho menos rockeros y más lineales, y las voces suenan más limpias y acertadas que nunca.

Sin embargo, una vez que sobrepasamos está información adicional, estas diferencias con las que We Are Friends se presenta comienzan a verse como superficiales. Detrás de una producción más oscura, nos encontramos con los mismos recursos y mensajes que Los Coming Soon ya venían usando. La estructura de ambos discos es prácticamente idéntica, cada canción encuentra su contrapunto pasado. Es por eso que el álbum se siente como una copia un poco más madura y la búsqueda por relajarse y bailar es más una constante que un nuevo objetivo. De esta manera, la variación en la balanza del pop se vuelve prácticamente imperceptible.

Enfocándonos en la letras del disco, tampoco encontramos muchas diferencias en la manera de componer de Patricio Hirsch. Sí hay que destacar cómo su voz se siente mucho más cómoda cantando en castellano, pero el mensaje es exactamente el mismo. La manera en la que encuentra armonía con Laura Hirsch también se destaca como una novedad, quien esta vez recibe un poco más de protagonismo acertado. La misma fluidez aparece en “Mañana” cuando Miranda aporta vocales en una canción que definitivamente ya escuchamos antes pero con el nombre de “No Way” en el disco anterior.

Esta falta de cambio no sería una desventaja tan importante en We Are Friends si no fuera porque existen varios momentos en los que se amaga un evolución en el sonido. Temas como “Fuego” o “Carta astral son nuevas interpretaciones de lo que significa el pop bailable para la banda. Incluso hay otro par de canciones que, por más que recurran a los insistentes falsetes y al uso heterogéneo de guitarras, sí lo hacen con un groove imprecedente, como pasa en “Voodoo Toy” y “Underground”.

Al ser una especie de clon compositivo de trabajos anteriores, We Are Friends se destaca por ser más que nada un trabajo de producción. Las mayores diferencias se notan específicamente en la mezcla final, es el único factor del disco que responde a un supuesto cambio en el sonido o en la visión artística. Los Coming Soon sí lograron entregar un disco cohesivo y completo y, más importante aún, We Are Friends se destaca por ser un importante paso por consolidar el estilo y sonido de la banda.

Se puede escuchar We Are Friends de Los Coming Soon en bandcamp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s