Discos: Ambiance, de Libélulas

Libélulas: Ambiance
Triple RRR (2014)

La identidad artística es un tema muy recurrente en los primeros discos de una banda. Hace poco hablábamos sobre los proyectos que renacen como nuevos a través de un sonido fresco, artistas que buscan una nueva cara que los redefina. Libélulas, antes bajo el nombre de Dragonflies, parece conjugar la misma suerte. Ambiance los ve dotados de un nuevo color, practicando nuevos paisajes; al mismo tiempo los tiene en la misma búsqueda por encontrar los límites de la electrónica y su relación con el pop y rock instrumental. Sin embargo, Ambiance es también una búsqueda de identidad y es esta búsqueda la que opaca a la primera.

Durante 18 minutos podemos escuchar a Libélulas barajando sus prioridades, obsesionados con la puntualidad pero también con todo lo que desdibuje el tiempo. Los beats de canciones como “Desde acá” “Niebla” son mecánicamente cuadrados, cada teclado no entra ni una milésima después ni se queda más de lo necesario. Pero también está lleno de guitarras que rebotan a compás, riffs que envuelven la canción en su propio ritmo y que transportan la canción a un lugar más humano. Es un contraste entre sonidos electrónicos y orgánicos muy básico, pero no deja ser una de sus razones de existir.

Destinando toda su atención a estas responsabilidades y distracciones, muchas veces se termina descuidando la exploración instrumental del sonido de cada canción. La mayor parte del disco tiene el problema de no saber por dónde empezar a cuestionar los géneros en los que se mueve. Así aparecen muchas respuestas vagas a preguntas que ni tuvieron tiempo de formarse; muy pocos momentos se sienten como triunfos climáticos. En los peores momentos se intenta alcanzar el incógnito experimental a través de recursos muy ambiguos o ideas demasiado sobrias.

Pero también hay buenos momentos, productos de una excelente producción que hace que Ambiance brille en coherencia y nitidez. La banda es capaz de reconocer este balance y usarlo a su favor, especialmente en el cierre de “Resplandor”. Siendo la única canción cantada, permite que Libélulas encuentre su propio equilibrio entre los géneros en los que se propone ser parte. La estructura de timbres es brillante y el efecto termina siendo indiscutible. Llegando al final del disco, la banda encuentra su lugar, su próximo punto de partida.

Se puede escuchar Ambiance de Libélulas en bandcamp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s