Discos: Homónimo, de Titi

Titi: Homónimo
Fofa Records (2014)

¿Hay artistas que realmente puedan plasmar sus inquietudes, su mundo personal, en forma de canciones? ¿Qué recursos uno debe aplicar para concretar ese fin de la mejor manera? La amplia variedad de samples, loops y sonidos que circulan por toda la web son tantos que suele ser un gran desafío para los artistas, especialmente los proyectos solistas que dependen de la creatividad y mentalidad de uno, lograr encontrar esos que plasmen adecuadamente lo que uno quiere expresar; más allá del sonido que quiera lograr, sino a dejar en claro cuáles fueron los sentimientos que rondaron en la cabeza del actor en el proceso de creación.

¿Partir de una estética premeditada? ¿Los samples justos? ¿Una letra más íntima? Titi responde todas estas preguntas afirmativamente en Homónimo, un set de canciones extraídas desde la parte más profunda de su cabeza y desde un punto muy claro de su inconsciente: el adolescente preocupado por el desamor que muchos tenemos dentro.

Volviendo a esa amplia variedad, un micrófono barato puede parecer un complemento perfecto para cualquier base; no hace falta aclarar que es un arma de doble filo. La baja calidad en la grabación es evidente, y también es evidente que Titi no tiene una voz muy privilegiada. Pero este recurso de baja calidad es lo que termina de hacer que la mezcla en cuestión sea fascinante. Recurrir a sonidos chirriantes, a una voz tan dolorosa, a una producción de presupuesto limitado, es una estrategia que puede dar malos resultados, como suele pasar en varios proyectos del indie local. Pero en este caso Titi sabe cómo sacarle provecho, y hasta lo vuelve su recurso fundamental. Él y su prosa naïve hacen que uno pierda el rumbo de quién es y de cómo piensa, obstruido por este sentimiento tan particular.

El interesante collage de samples termina de teñir esta aventura de color chicle. La repetición abunda pero es tranquila, siempre hay un sonido que entra y sale, llega para quedarse o actúa rápido para dejar su marca. Estos detalles son la razón principal por la que vale la pena escuchar nuevamente cada canción, de ahí sale su fuerte contenido melódico. Es tan abrumante la presencia que lleva esta paleta, y la voz sabe cómo quedar en un segundo plano para dejar que esta fuerza resalte.

Titi creó un disco para él. No hay necesidad de mostrárselo a su enamorada; simplemente pudo sacarse todos los sentimientos de encima, plasmarlos, y dejar que la obnubilación de amor siga su rumbo.

Se puede escuchar Homónimo de Titi en bandcamp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s