Discos: Between Ones and Zeros, de Les Mentettes

Les Mentettes: Between Ones and Zeros
Independiente (2014)

Hay muchas sorpresas en Between Ones and Zeros, pero que las primeras palabras pronunciadas sean “I belong to no one/I belong in no time” no es una. Por más de seis años Les Mentettes nunca se sintió como una banda más en la escena nacional. Su búsqueda en la música nunca tuvo mucho que ver con lo que estaban buscando sus bandas amigas, y el hecho de ser una de las principales bandas que cantan en inglés les hizo ganar horribles titulares como “rock de acá, pero en inglés“. Incomprendidos, alienados, Les Mentettes terminó creando su propio lugar en la música, una posición tan cohesiva y suficientemente comprometida como para explicar su éxito. Pero Between Ones and Zeros los muestra escapando esas comodidades, tirándose al vacío de la experimentación y la electrónica, destruyendo la zona de confort que habían construido y posiblemente alejándose más aún de cualquier entendimiento con la crítica.

Les Mentettes se despide del factor teatral que los había acompañado prácticamente desde el principio pero que alcanzó su auge en el proyecto de Les Mentettes Orchestra y se mantuvo en pie hasta Songs for an Imaginary Film. Se renuevan adoptando una nueva visión artística que está acompañada por una fresca paleta de recursos y composiciones, una especie de modernización del sonido. La producción en sus discos siempre dio mucho de qué hablar, pero esta vez es un exceso increíble, un trabajo interminable de ideas fuertes y también de detalles preciosos. Con la inmensa ayuda de Ezequiel Spinelli de Mompox (Juan Manuel Tobal también estuvo muy presente en la grabación) es que Between Ones and Zeros logra alcanzar un ideal electrónico con una frescura y precisión perfeccionista.

Además de esta búsqueda sonora hay un concepto lírico muy fuerte detrás del disco. Hay una temática muy pesada que abarca los dolores en una relación de larga distancia, la soledad, la desolación que atrae una sociedad tan desconectada en el plano personal. Dentro de ese mensaje, se escucha a Les Mentettes transitando la línea entre sonidos orgánicos y electrónicos, entre calidez y fría tecnología, entre amor y desamor. La apertura de “I Belong” ya logra encontrar este balance, con una letra muy sincera acerca de no pertenecer al común social, ni necesitar hacerlo, y una melodía lenta pero rápida en mostrar la nueva paleta de recursos sonoros. Los bajos suenan bien al frente, hay una hiperactiva cantidad de efectos que distorsionan las guitarras y diluyen las voces de Adrián Rivoira y Eugenia Brusa en un baile melancólico.

Hubiera sido muy fácil perderse en el inmenso universo que construye la producción, pero tanto la banda como Spinelli saben que después de toda experimentación hace falta cohesión. Between Ones and Zeros puede parecer una explosión de flúor y brillantina, pero los colores usados están contados: la oleada de teclados de Pablo Font mantiene un constante nivel de sutileza, las guitarras bifurcan con una misma insistencia penetrante, el estampido de las baterías de Tomás Molina Lera parece haber sido grabado en una sola sesión violenta. Pero hay otra cualidad que no cambia durante todo el disco, y se podría decir que no cambia desde el comienzo de Les Mentettes. Síntesis compositiva y una aguda sensibilidad pop es un talento que la banda nunca dejó de mejorar, y es posiblemente uno de los pocos recursos que se mantiene de esa pasada orquesta de folk. “Beautiful” “Let’s Celebrate” no son de las ideas más originales del disco, pero son lo suficientemente efectivas como para funcionar como los primeros singles.

Hay territorio previamente inexplorado, como la pieza ambient “SIX”. Es una instancia casi final en el disco, sirve como momento de respiro y al mismo tiempo mantiene atento al oído para saltar cuando entra “In the Same Way”. Así se llega al final con un tono más reflexivo e introspectivo, contrastando notoriamente con la festividad con la que empieza el disco. El cierre, siendo la canción que da el título al disco, logra redondear el concepto del álbum y también resumir sus puntos más fuertes. Puede ser que un disco tan emotivo merezca un final más catártico, pero es una decisión que prioriza el mensaje del disco por sobre la tradición, el paso más grande que hizo Les Mentettes.

Se puede escuchar Between Ones and Zeros de Les Mentettes en bandcamp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s