Discos: El caretaker indio, de Rhodesian

Rhodesian: El caretaker indio
Independiente (2014)

Hay un lugar escondido, un lugar donde no todos se animan a llegar, un punto que no conoce tiempo ni espacio, un secreto donde se mezcla lo real con lo virtual, donde es imposible distinguir entre formal e improvisado. En las profundidades de bandcamp no hay límite para lo que uno es capaz de encontrar, las posibilidades son prácticamente infinitas. Pero si uno se deja llevar, sin saber exactamente qué va a encontrar, se puede tropezar con proyectos como Rhodesian y su místico disco El caretaker indio.

Esta curiosidad virtual nace una tarde calurosa de vino y verano, cuando Iñaki Zubieta, mejor conocido como Guazuncho, y Juan Román Diosque se juntaron a tocar por tocar. El día se pasó entre improvisaciones libres, y cuando terminó la sesión Diosque se encargó de editarlo y subirlo. Así quedaron ocho temas de quince minutos en total donde se escuchan percusiones insistentes, cantos indígenas, teclados saturados, guitarras dispersas y un abuso de efectos y experimentos de edición; es una especie de preciosa curiosidad por donde se la quiera ver.

El resultado no es tan caótico como la impresión escrita quiere hacerlo parecer. El caretaker indio es una grabación que trabaja mucho con la ambientación, cada sonido arrastra un eco envolvente y cada idea presentada entra en la improvisación con mínima presencia. Los ritmos son simples, intentando encuadrar con los coros infantiles, creando un ambiente muy primitivo. Hay otras instancias en las que el ensayo y error se vuelve más evidente, donde las melodías y los riffs se repiten en búsqueda de inspiración. Como admitió Diosque, es un disco que “no tiene pretensiones en lo más mínimo”, y es algo evidente en momentos como “Al desparramo (las estrellas)” o “Perdón y después”, registros claros del proceso de composición de ambos músicos.

Guazuncho reconoció al El caretaker indio como “música de culto”; pero no quiere decir que el disco haya alcanzado un estatus de culto popular, o tampoco que sea necesariamente un disco solo para fanáticos de Diosque. Que sea un disco de culto habla acerca de cómo logra registrar ese exoterismo por el dios de la creatividad, esa búsqueda por lo desconocido, dejándose llevar desde lo más cercano hacía el lugar más distante de la música. Lo mejor que se puede hacer con Rhodesian es tomarlo de la misma manera en la que Guazuncho y Diosque lo hicieron: un momento del día sin pretensiones, libre.

Se puede escuchar El caretaker indio de Rhodesian en bandcamp.

Anuncios

Un pensamiento en “Discos: El caretaker indio, de Rhodesian

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s