Discos: Verbo, de Telescopios

Telescopios: Verbo
Independiente (2014)

El primer golpe suena como si se hubiera abierto una tapa. Puede ser la tapa de una botella, de un frasco, de una caja; mucho no importa si lo que estaba adentro se siente listo y casi desesperado por salir de ahí. Es un conjunto de sábanas de colores, rasguidos violetas, cuerdas azules, todas marcadas por un fuerte latido de batería. Así arranca Telescopios su último trabajo, Verbo, un disco que bien está orientado hacia la acción, hacia la dinámica de un sonido ansioso por destaparse y ser libre de ataduras sombrías. En ese espíritu se encuentra una banda en su primer LP, lista para dar la cara y sentir cómo el aire le pega en la frente.

Lo primero que se puede distinguir entre esa fuerza libre que es Verbo es una energía notable. Los tonos pueden ser dulces pero las composiciones son firmes, e incluso en sus momentos más íntimos y personales Telescopios mantiene una consistencia de principio a final. “Aguanieve”, una de sus canciones ambiciosas, es un ejemplo perfecto de ambas caras, con un comienzo acústico y desnudo hasta llegar a una explosión sonora y emocional. Igual de consolidadas están las inspiraciones y los estilos que convergen en este disco, diluyendo una influencia psicodélica lo suficiente como para que lo más sustancial sea una sensibilidad pop. Este último factor puede servir para que Telescopios encuentre mucho con qué experimentar, dándole una excusa al beat y a la programación, pero es también un condicionante que limita y los encasilla cuando es usado exhaustivamente.

La segunda evidencia de la mezcla armoniosa que es Telescopios está en el excelente trabajo lírico. Enfocándose en la imagen poética pero sin dejar de cantar desde lo honesto y personal, el vocalista Rodrigo Molina se vuelve el protagonista de sus propias confesiones. Lamentablemente durante esos mismos versos hay un estilo melódico (tanto vocal como instrumental) que tiende a un color tan cálido y azucarado que termina por generar momentos de empalago. Sin embargo no son demasiados los momentos en donde la banda se encuentra tentada de esos excesos, por lo que el mensaje predominante de cada canción logra mantenerse relativamente a salvo de caer en la obviedad.

Las canciones que recurren a una intrigante neutralidad de melodía como “Momias” o la mencionada apertura “Alguien algo” son justamente las que generan una especie de misterio que las distingue entre tanta suavidad. Son también las que se destacan por sentirse como fuertes declaraciones creativas, y si algo necesita Verbo es más momentos como estos. Entre tanta suavidad, la energía tiende a pasar muy desapercibida y hasta a sentirse desaprovechada, y el hecho de estar tan ligado a la estructura tradicional de la canción definitivamente no ayuda a que el sonido de Telescopios se destaque tanto como se merece hacerlo.

Verbo es más que un buen comienzo: es una imponente carta que plantea una amplia base sobre la que Telescopios se siente cómodo tocando. El camino recorrido desde sus primeros EPs fue largo, y lo que empezó siendo una salvaje banda de rock psicodélico ahora es una talentosa máquina de hacer canciones. Es un cambio que para nada debería ser menospreciado, pero sí es tiempo de contar las bajas. Incluso cuando la lista de influencias es larga, la sed creativa de la banda rápidamente agotó las posibilidades y debe encontrar ampliar incluso más su vocabulario. Después del largo vuelo, el espíritu vuelve a su caja, esperando y preparando la próxima oportunidad de salir.

Se puede escuchar Verbo de Telescopios en bandcamp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s